miércoles, 28 de mayo de 2014

Neo-chic

Como he contado muchas veces, cada ilustración tiene una historia, algunas muy sentimentales, otras están mas llenas de momentos con algún significado. La siguiente ilustración la hice en el verano que pasé en mi querida Montreal (aquella ciudad que amé por completo). Cuando salía todos los días a la calle, era inevitable ver a la gente, algunos poco interesados por su apariencia, pero otros muy sofisticados y muy pendientes de su imagen. Siempre que salía de clase hacía lo mismo y lograba ver todo esto en el centro de la ciudad cuando me paseaba por todo St. Catherine street, entrando de tienda en tienda hasta desviarme para tomar el metro en la estación Place-Des-Arts. Llegaba a mi casa y comenzaba a ilustrar con muchas ganas todo aquello que vivía a diario y comencé a darme cuenta de mi estilo y lo que me apasionaba. Pasé mucho tiempo con esta ilustración sin pintar, hasta el día de hoy, el día en el que les deseo mostrar parte de mi trabajo de inicios. Espero que les guste...

Just like I told you many times, each illustration  has a story to tell, some of them very sentimental and others full of moments with some meaning. This illustration was made in the summer that I passed in my beloved Montreal (The city that I loved entirely). When I went out all days, it was inevitable to see the people, some of them less interested about their appearance, but some others more sophisticated and aware about them. When I finished my classes I did the same and I could see all of this in Montreal´s downtown when I walked around of St. Catherine street, entering store to store to detour to take the metro at Place-Des-Arts station. I arrived home and I began to draw all the things that I used to see in my daily life and I realized about my style and what fascinated me. I spent much time with this illustration unpainted until today, the day I wanted to show you part of my initial work. Hope you like it...